Entrevista Francisco García Novell

El creador del informativo La Semana nos cuenta cómo surgió el primer informativo nacional destinado a un público joven, y los problemas para salvar la censura que aún existía en España a principios de los años 70 y los cambios que trajo la democracia.

0
26

¿Cómo surge la idea de crear un espacio televisivo informativo para niños y jóvenes? ¿Qué propósito perseguía?

Comenzó en TV en 1971. La redacción de RNE era la misma que la de TVE por lo que tuvo oportunidad de conocer la televisión. Le nombraron subdirector de “Crónica 2”, los sábados por la noche, donde trataban los grandes temas de actualidad con un reportaje inicial y luego un debate / coloquio. Trataban de explicar los temas de actualidad para que la gente normal pudiera entenderlo.

En un encuentro casual con Walter Cronkite durante la cobertura de las elecciones presidenciales en EE.UU., éste le contó que conducía un espacio para niños en el que explicaba los sucesos de la actualidad y quiso adaptarlo a su programa Crónica 2. Estuvo unos días en EE.UU. conociendo el funcionamiento y, al regresar a España, en 1973 presentó la idea de un telediario infantil. Ibañez Serrador no tenía ningún interés en esos contenidos, sino en el espectáculo. Un año después, José Joaquín Marroquí fue nombrado director de programación y grabaron un piloto. En 1974 se emitió el primer capítulo de Informe Juvenil.

 

¿Se buscó un estilo propio con La Semana, o se pretendía hacer una versión española de la serie Newsroom?

No era una versión española, sino algo totalmente diferente. La televisión de aquella época estaba todavía muy encorsetada. Pretendía que la misma persona que daba las noticias a los adultos (en aquel momento Rosa María Mateo), explicara también las noticias al público más joven, pero no pudo ser por el encorsetamiento y se buscó una alternativa. El modelo cambió y se buscó a Carmen Lázaro y Rafael Turia que tenían la virtud de explicar de un modo muy elemental los grandes temas de la actualidad. Se convirtió en un programa de éxito entre el público joven y adulto.

 

¿Qué criterios se empleaban para seleccionar las noticias para este público?

El equipo de periodistas -Eduardo Delgado- no dependía del equipo de informativos, sino del de programación infantil y juvenil, por lo que tenían bastante libertad para elegir los temas tratados sin la censura de la televisión.

 

¿Cuál o cuáles fueron las causas por las que La Semana dejó de emitirse?

Fue acogida como algo novedoso, un formato nuevo que llegaba, no solo a TVE, sino a Europa. Poco a poco todas las televisiones europeas fueron incorporando un programa similar. La gente del medio empezó a preocuparse por lo que podía pasar en ese programa.

Juan Cueto escribió un artículo aconsejando La Semana como informativo para todos los públicos, con el que se inició una persecución hacia el programa.

En 1978, con el referéndum de la Constitución, se prohibieron los programas tipo encuestas, debates, coloquios, etc. con gente de la calle. FGN se negó a parar el coloquio, lo que fue el detonante para la eliminación del programa La Semana en dic’78. Se trasladó a otros medios: La Cadena SER en Radio y Diario 16 (con un magacín semanal) estando vigente desde 1978 a 1980. Con el cambio en la dirección de TVE, en ese año se volvió al formato de televisión.

 

¿Hubo diferencias para producir un programa en la década de los 70 y de los 80?

Fernando Castedo llega a la dirección de TVE, y con él vuelve FGN y José Luis Balbín y otros. JLB quería recuperar a todos los que fueron censurados en la etapa anterior. FGN aprovechó para hacer que el programa dependiera de los servicios informativos y todos los medios que disponían. JL Hermida colaboraba habitualmente con el programa y se fueron incorporando otros más. Todos los días disponían de un espacio de L-J de 10 minutos y el V El Semanal de hasta 1h. de duración, con acceso a los teletipos de todo el mundo.

 

¿Cómo surge la idea de incorporar a jóvenes para dar noticias a niños y jóvenes? ¿Qué beneficios aportó esto al programa?

Niños y jóvenes participaban en el programa. Junto a asesores pedagógicos participaban. Iban a uno o dos colegios, repartían periódicos y trataban con ellos los temas que más les interesaban. De ahí sacaban información para preparar el programa.

Más adelante añadieron un equipo joven, de estudiantes, que formaban parte del equipo que presentaba y hacía las entrevistas en plató junto a Mercedes Camins. En la última etapa se incorporaron también estudiantes de periodismo de forma rotativa para colaborar con el programa.

 

En cuanto a audiencia, ¿qué diferencias hubo en los años 80 con respecto a los 70?

La audiencia no se medía como ahora. En la etapa de los 70 surgieron una serie de movimientos de renovación pedagógica que trajeron un mayor interés en lo que estaban haciendo. Había una preocupación latente por lo perjudicial que podía ser para los niños ver tanta TV, por lo que incorporaron un contenido educativo de qué tenían que hacer para despertar un espíritu crítico con lo que veían en TV. Surgieron programas interesantes.

 

(…)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here